jueves, 26 de junio de 2008

Quemas alternativas

Quemas alternativas.
En los últimos veinte años, las quemas alternativas han atraído mi atención. Quemas con aserrín, carbón, leña, nos dan resultados totalmente distintos a los de un horno eléctrico. Los hornos de papel fueron una de las primeras experiencias que hice en este tipo de quemas. Las piezas se disponen, junto con el material combustible (carbón y/o madera), dentro de una estructura que en este caso es de largos palos, dispuestos en forma de cono.
El tejido de alambre (tejido de gallinero) hace de soporte para las sucesivas capas de papel embebido en barbotina, mezclada con aserrín y/o viruta. La base del horno puede disponerse sobre una parrilla de hierro, apoyada en ladrillos, lo que permite comenzar el fuego con brasas que se van agregando de a poco hasta que la carga enciende. Otra forma es hacerlo como en las fotos: una base de ladrillos con un canal en cruz, de forma que en el centro los ladrillos permitan la entrada de aire; el fuego que se enciende por las cuatro bocas de la base. La quema de la foto se hizo en el Centro Cultural del Parque Alem de Rosario, durante una serie de cursos dados en el año 1998.




..................................................................

Horno de carbón.
Una segunda experiencia hecha en ese mismo año, fue el horno de ladrillos para quemar con carbón que se ve en la segunda serie de fotos. Este tipo de horno es permanente a diferencia del de papel que sólo sirve para una quema. La disposición de los ladrillos de la base y el funcionamiento son semejantes al de papel.
Este tipo de quemas rápidas permite bizcochar siempre y cuando el tipo de pasta resista los cambios bruscos de temperatura, de lo contrario es de esperar que hayan numerosas roturas. Las quemas con engobes y las quemas con sales, (donde se ponen paquetes con sal de mesa, sulfatos de cobre, hierro, etc., encima de las piezas) siempre nos han dado resultados interesantes.




....................................................................

Quema en pozo.
La quema en hoguera dentro de un pozo permite bizcochar y quemar engobes, sin tanto riesgo de roturas como en las quemas en horno de papel.
Se puede templar mucho tiempo las piezas alrededor de la boca del pozo, o bien precalentar éste y dejarlas un buen tiempo dentro para que se templen, antes de iniciar la quema propiamente dicha.




..................................................................

2 comentarios:

Beatrice Portinari dijo...

Buenos días profesor.Quisiera hacerle una pregunta: Hice una quema en un hoyo, como la que usted muestra aquí.Seguí todos los pasos, excepto taparlo al final.Las piezas quedaros muy oscuras y ahumadas.
Qué debo hacer para evitar que se ennegrezcan tanto?
Gracias por su atención.
Un saludo desde Colombia.

Dante Alberro dijo...

Si no tapaste la hoguera, es muy raro que pase eso. A no ser que por el tipo de combustible se haya producido alguna reducción importante. Te pediría que me escribas al mail que figura en mi perfil.